Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

info@mancomunidadsierramorenacordobesa.es
Calle Retama 1, 14350, Cerro Muriano-Obejo, Córdoba

Contacta con nosotros:957 35 02 73

info@mancomunidadsierramorenacordobesa.es

Montoro

Panorámica de Montoro (Imagen: Abén Aljama Martínez)

Datos básicos

Descripción del territorio

Montoro es un pueblo eminentemente agrícola, y su principal fuente de ingresos proviene del olivar. Debido a la gran calidad que se obtiene en esta zona, se ha solicitado la Denominación de Origen del Aceite de la Sierra de Montoro.

Además Montoro cuenta con dos polígonos industriales en su término municipal, en los cuales se han instalado empresas metalúrgicas, textiles, de alimentación,… algunas de las cuales han sido subvencionadas por el Programa Leader II y por el Ayuntamiento, ya que se ha publicado un Reglamento que regula la concesión de ayudas para la instalación y ampliación de industrias en el término municipal de Montoro.

Así mismo, es de destacar nuestra artesanía de la piel y del hierro forjado, así como el trabajo de la “piedra molinaza”, la fabricación de los deliciosos dulces de Navidad “Mazapanes de Montoro”, la producción y envasado de miel de excepcional calidad y la comercialización de aceite de oliva virgen extra ecológico obtenido en nuestra Sierra.

Desde hace unos años, se está produciendo un gran aumento de las visitas de turistas a nuestra ciudad, atraídos por su arquitectura popular y su rico patrimonio histórico, motivo por el cual fue declarada en 1969 Conjunto Histórico-Artístico, por su folclore con la Semana Santa declarada en 1998 “Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía”, por su riqueza cinegética, por su Sierra y el Parque Natural de Cardeña y Montoro, por su gastronomía,… Como se puede comprobar nuestra ciudad ofrece al turista una amplia gama de recursos para disfrutar de su tiempo de vacaciones.

Historia de Montoro

El inicio de la prehistoria de Montoro se remonta a hace unos 50.000 años en pleno Paleolítico Medio. Debemos avanzar hasta el quinto milenio a. de C. para encontrar presencia humana más o menos sedentaria. Es en el Bronce Final ( 1.100-950 a. de C.) cuando comienza la Protohistoria montoreña, según demuestran los restos encontrados en el Llanete de los Moros.

Fenicios, griegos y cartaginenses visitaron la antigua Epora, pero son los romanos los que le dan mayor esplendor. Llegan a finales del siglo III a. de C. de una forma amistosa, pues la población se había mantenido al margen o como aliada de Roma en el litigio romano-cartaginés. Pocos años después Roma otorga a Montoro la condición de “civitas foederata” y en los primeros años del cristianismo la de municipio. Con la invasión de los pueblos germanos la Epora Romana pierde su esplendor, pero se mantiene independiente hasta la llegada de los árabes. Unos cinco siglos dura la dominación árabe. El día de San Bartolomé del año 1240, el rey Fernando III El Santo conquista Montoro.

Desde 1245 pertenece a la corona de Castilla bajo la jurisdicción de Córdoba. En 1658 pasa al Marquesado de El Carpio. Cuatro años después Felipe IV erige la villa en Ducado. En 1808, Montoro es declarada por Fernando VII “Ciudad Noble, Leal y Patriótica”.

Montoro en imágenes