Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

info@mancomunidadsierramorenacordobesa.es
Calle Retama 1, 14350, Cerro Muriano-Obejo, Córdoba

Contacta con nosotros:957 35 02 73

info@mancomunidadsierramorenacordobesa.es

Obejo

Panorámica de Obejo (Imagen: Abén Aljama Martínez)

Datos básicos

Descripción del territorio

Obejo se encuentra en el corazón de Sierra Morena a unos 46 km de Córdoba, con una población total de 2.012 habitantes. Tiene una de 707 m. sobre el nivel del mar.

El aislamiento geográfico de Obejo, lo preserva de nocivas contaminaciones. Su blanco y pintoresco caserío se asienta sobre la loma, protegido por la sierra.

De cualquier punto de Andalucía la alternativa es coger la N- 432 Córdoba – Badajoz. A la altura de El Vacar girar a la derecha y tomar la CV – 81.

Desde el Norte hay varias opciones, desde la N – 432 desviándose a la altura de Villaharta. La CP – 181 Villanueva de Códoba – Obejo y la CP – 203 de Pozoblanco – Obejo.

Historia de Obejo

Parece que la actual localidad de Obejo se corresponde con la que al-Udri y otros autores mencionan como Ubal, en el camino de Córdoba a Toledo. Su castillo debió existir ya en época califal, según evidencian los testimonios arqueológicos a él asociados; debía tratarse de un asentamiento humano de cierta importancia que serviría para el control militar de la ruta que discurría por Mogávar y Pedroche hasta La Alcudia.

La inexistencia de fuentes escritas con anterioridad a la Reconquista hace que el origen de Obejo sea dificíl de determinar.

Se ha verificado hallazgos de tumbas de origen incierto en varios sitios próximos al núcleo de población actual, por sus características y según los expertos, podrían tratarse de restos ibéricos, aunque también se han encontrado monedas árabes y romanas.

Parece probable que sus fundadores quisieran ocultarse al escoger un lugar tan apartado de todo comercio y comunicación para salvaguardar la riqueza minera de la zona ya que se han descubierto numerosos restos de galerías de yacimientos de cobre, plata, oro y plomo.

Los musulmanes dejaron tres castillos, vigilantes del antiguo camino de Códoba a Toledo: Castillo de Ubal, Castillo de Lara y Castillo de Peñaflor.

En 1.237, Obejo fue conquistado por Fernando III. La población se dedicaba a la ganadería, apicultura, carboneo y algunas explotaciones de vid y de olivo.

En la Edad Moderna, Obejo mantiene contacto con Las Siete Villas de los Pedroches, que disfrutan del aprovechamiento común de parte de su término municipal.

En los siglos XIX y XX, el pueblo de Obejo sigue explotando sus inmensos baldíos además de tener alguna industria derivada de la agricultura, destacando numerosos molinos harineros y aceiteros. Ya en el último medio siglo, tiene un importante florecimiento del sector servicios.